PROYECTO DE LEY 075 DE 2011 CÁMARA.

por la cual se adoptan medidas para la prevención y control de la venta de licor adulterado y se dictan otras disposiciones.

El Congreso de la República de Colombia,

El Congreso de la República de Colombia,

DECRETA:

TÍTULO I

Artículo 1°. Definiciones. Para efectos de esta ley se tendrá en cuenta las siguientes definiciones:

Bebida alcohólica: Es considerada alcohólica toda bebida que contenga alguna cantidad de etanol, producto apto para el consumo humano que contiene una concentración mínima de 2,5 grados alcoholimétricos y no tiene indicaciones terapéuticas.

Bebidas Fermentadas: Las que son obtenidas por fermentación alcohólica de mostos y sometidas a operaciones tales como clarificación, estabilización y conservación; dentro de este grupo encontramos principalmente los vinos y las cervezas.

Bebidas destiladas: Son todas las obtenidas por destilación previa fermentación alcohólica de productos naturales. Se obtiene al hervir una bebida fermentada. Este proceso eleva la graduación alcohólica de la bebida, que queda por encima de los 17º.C, conservan el aroma y el sabor de las materias primas utilizadas.

Dentro de este grupo se encuentran, entre otros, el Aguardiente, Vodka, Whisky, Brandy, Ginebra, Tequila y el Ron.

Licor alterado: Es aquel que ha sufrido transformaciones totales o parciales en sus características fisicoquímicas, microbiológicas u organolépticas por causa de agentes físicos, químicos o biológicos.

Licor adulterado: Es aquel al cual se le han sustituido total o parcialmente sus componentes principales reemplazándolos o adicionándole sustancias no autorizadas, ha sido sometido a tratamientos que simulen, oculten o modifiquen sus características originales de composición.

TÍTULO II

CAPACITACIÓN

CAPÍTULO I

Educación y Persuasión

Artículo 2°. Dentro de los tres (3) meses siguientes a la entrada en vigencia de la presente ley, el Ministerio de Protección Social implementará campañas educativas mediante las cuales se enseñe a identificar el licor adulterado, las causas y efectos del mismo en el cuerpo humano.

Artículo 3°. Las Secretarías de Salud serán las encargadas de dar a conocer estas campañas. Para esto realizaran junto con los entes competentes, controles periódicos (cada 15 días) en los diferentes establecimientos de comercio, en los cuales se verificará la procedencia del licor y su autenticidad.

TÍTULO III

DE LAS SANCIONES

CAPÍTULO I

Contra el Establecimiento de Comercio

Artículo 4°. El establecimiento de comercio que almacene, elabore, venda, ofrezca, adquiera o financie licor adulterado, se le impondrá el cierre temporal al establecimiento comercial por el término de 30 días calendario y tendrá una sanción pecuniaria hasta de 1.500 salarios mínimos legales vigentes.

El establecimiento de comercio en el cual se encuentre por segunda vez licor adulterado además de las sanciones anteriormente descritas tendrá una anotación en su Matrícula Mercantil en la cual se registra la venta de licor adulterado por parte de dicho establecimiento.

Artículo 5°. El establecimiento de comercio en el cual se encuentre por tercera vez licor adulterado se le dará por cancelada la Matrícula Mercantil.

Artículo 6°. Los sellos que se impondrán al momento de decretar el cierre temporal o definitivo del establecimiento de comercio por causa licor adulterado, llevarán en letra grande y legible el motivo del cierre.

CAPÍT ULO II

De las sanciones contra la Persona

Artículo 7°. Modifíquese el inciso 2° del artículo 372 del Código Penal, el cual quedara así:

Corrupción de Alimentos, Productos Médicos, Material Profiláctico y Licores.

El que envenene, contamine, altere, adultere producto o sustancia alimenticia, médica o material profiláctico, medicamentos o productos farmacéuticos, licores, bebidas o productos de aseo de aplicación personal, los fabrique, elabore, almacene, suministre, venda, distribuya o financie incurrirá en prisión de seis (6) a doce (12) años, multa de doscientos (200) a mil quinientos (1.500) salarios mínimos legales mensuales vigentes e inhabilitación para el ejercicio de la profesión, arte, oficio, industria o comercio por el mismo término de la pena privativa de la libertad.

En las mismas penas incurrirá el que suministre, comercialice o distribuya producto, o sustancia o material de los mencionados en este artículo, encontrándose deteriorados, caducados o incumpliendo las exigencias técnicas relativas a su composición, estabilidad y eficacia.

Las penas se aumentarán hasta en la mitad, si el que suministre o comercialice fuere el mismo que la elaboró, envenenó, contaminó, alteró y adulteró.

Si la cantidad de licor y bebida excede de 37.500 mililitros las penas del inciso 1° se aumentarán de una tercera (1/3) parte a la mitad (1/2).

Si la conducta se realiza con fines terroristas, la pena será de prisión de diez (10) a veinte (20) y multa de doscientos (200) a mil quinientos (1.500) salarios mínimos legales mensuales vigentes, e inhabilitación para el ejercicio de la profesión, arte, oficio, industria o comercio por el mismo término de la pena privativa de la libertad.

Artículo 8°. Medida Cautelar. El juez de control de garantías en audiencia de legalización de la captura impondrá las medidas cautelares sobre los bienes muebles e inmuebles en los cuales se hizo el hallazgo del licor adulterado, con comunicación inmediata a las entidades encargadas del registro.

El embargo de bienes inmuebles deberá ser inscrito a más tardar al día hábil siguiente a la audiencia de legalización de la captura. La autoridad competente dará inicio al proceso que sobre los mismos corresponda.

CAPÍTULO III

Responsabilidad penal por omisión de los controles en la venta de Licor Adulterado

Artículo 9°. Adiciónase el artículo 373A al Código Penal el cual quedara así:

El representante legal del establecimiento de comercio que por omisión de control venda y/o distribuya licor adulterado incurrirá en prisión de seis (6) años a quince (15) años y multa de doscientos a veinte mil (20.000) salarios mínimos legales vigentes mensuales, mas las sanciones anteriormente descritas en esta ley.

Artículo 10. Sanción Complementaria. Las personas que se les declare c ulpables por la omisión, fabricación y/o distribución de licor adulterado se les decomisará sus bienes muebles e inmuebles con el fin de iniciar el proceso de extinción de dominio.

TÍTULO IV

DISPOCISIONES FINALES

Artículo 11. Créese el Fondo para la Reparación a las Víctimas de los delitos contemplados II y III de la presente ley, con fines de apoyo a los tratamientos terapéuticos, médicos y sociológicos que tengan que afrontar en su recuperación.

En caso de fallecimiento se considera víctima a la persona que acredite ser conyugue o compañero permanente y sus familiares en primer grado de consanguinidad, primero de afinidad o primero civil, los cuales tendrán derecho a una indemnización no mayor de 40 salarios mínimos legales mensuales vigentes, si son a cargo del Fondo para la Reparación a las Víctimas de los delitos contemplados II y III de la presente ley.

La anterior indemnización es subsidiaria a la acción civil que se ejecute en contra de quien ocasionó directamente el daño.

Este fondo se solventará de las multas que se impongan tanto en los procesos penales como en los administrativos o aquellos recursos que se obtengan de las extinciones del dominio y de todos los demás bienes que se incauten producto de esta actividad ilícita.

Artículo 12. Vigencia y derogatoria. La presente ley rige a partir de su promulgación y deroga todas las demás disposiciones que le sean contrarias.

Jaime Rodríguez Contreras,

Honorable Representante por el Meta.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Este proyecto nace de la necesidad y el vacío jurídico que hay en nuestro país para penalizar a los fabricantes, distribuidores y comercializadores de licor adulterado, el cual está causando altos índices de mortalidad, morbilidad en el país. En los últimos años Colombia se ha convertido en uno de los países con los niveles más altos de fabricación y consumo de este tipo de licor a nivel de América Latina. A pesar del esfuerzo de las autoridades por controlar la fabricación y distribución de este tipo de licor ha sido imposible penalizar a los responsables.

Precisa la OMS, que el consumo de alcohol entre los jóvenes es la primera causa de muerte vinculada con los accidentes automovilísticos, riñas callejeras y el suicidio; debido a que muchos de ellos se encuentran en estado de intoxicación. Señalando que de cada diez botellas presentes en el mercado nacional, cuatro son de licor adulterado. Estas resultan atractivas al comerciante por su bajo precio, se encuentran en bares, discotecas y demás establecimientos de comercio abiertos al público, por ello se busca que los servidores de bebidas se hagan legalmente responsables por los daños causados a sus clientes. Serán capacitados y monitoreados constantemente por la autoridad competente y se educará al consumidor mediante publicidad.

Según el Instituto de Medicina Legal existen diferentes maneras de adulterar el licor, todas en una u otra manera afectan la salud de quien lo ingiere, pero la más peligrosa o más grave es la adulteración con alcohol metílico, industrial o de madera, por la alta mortalidad y secuelas invalidantes que de este compuesto se derivan, los cuales generan un pronóstico vital, laboral y social sujeto al tratamiento oportuno y adecuado que reciba la víctima. Cuando el alcohol metílico se ingiere empieza a metabolizarse en el hígado siguiendo la misma vía metabólica del etanol e incluso utilizando las mismas enzimas, perfunde a todas los órganos, especialmente a los ricos en agua como el cerebro, riñones y humor acuoso. < /p>

Los síntomas se inician entre los 40 minutos y 72 horas post ingesta, dependiendo del tiempo transcurrido en formarse los metabólicos tóxicos. En los casos más caracterizados inicialmente los síntomas son inespecíficos y pueden pasar desapercibidas o confundirse con una embriaguez. La expresión más común de la víctima es la de sentir un guayabo fuerte o más intenso que lo usual.

El alcohol metílico es un líquido volátil e incoloro, que en su forma cruda tiene olor y sabor desagradable, tiene amplios usos a nivel industrial como un subproducto de la fabricación de polímeros y se utiliza como removedor de pinturas, limpia brisas, anticongelante, thinner, lacas, barnices, productos fotográficos, solventes, además como materia prima para manufactura de plásticos, textiles, secantes, explosivos, cauchos, entre otros; también en el laboratorio, así como en el hogar, sobre todo en los de bajo nivel socioeconómico, donde se ha utilizado como combustible de bajo costo.

Así mismo durante los últimos años, Colombia ha experimentado una pérdida de sus valores sociales como producto de la ausencia de sanciones ejemplares y la búsqueda de dinero fácil. Este tipo de organizaciones criminales dedicadas a la adulteración del licor, incrementan ilícitamente su capital, por ello este proyecto busca que se les aplique la extinción de dominio a este tipo de organizaciones, ya que dentro de este contexto el Gobierno colombiano necesita herramientas como la extinción del dominio sobre los bienes ilícitamente adquiridos con el fin de imponer una sanción de naturaleza pecuniaria que le permita al Estado reparar el daño que se le ha causado a la salud pública, lo cual se encuentra contemplado en la Constitución Política de l991, inciso segundo del artículo 34, es deber del Estado declarar por sentencia judicial la extinción del dominio ¿sobre los bienes adquiridos mediante enriquecimiento ilícito, en perjuicio del tesoro público o con grave deterioro de la moral social¿. Además sin contar con el dinero que deja percibir las gobernaciones, municipios y la Nación que van destinados a la salud y la educación, según los impuestos que se recaudan por la venta del licor y sus estampillas.

Este proyecto pretende proteger los derechos constitucionales y legales de las personas honradas, el mantenimiento de la estructura estatal y el rechazo normativo social de la acumulación de riqueza proveniente de actividades ilícitas como el caso de la venta y distribución de licor adulterado y de esta manera tener políticas sobre alcohol que sirvan a los intereses de la salud pública y el bienestar social, reduciendo costos y sufrimientos relacionados con el uso del alcohol.

El sentido del proyecto es buscar la efectivización de la pena sobre el infractor por esta conducta y no continúen desarrollándose infraestructuras que manejan el paralelo del licor adulterado con el autorizado por el Estado, el cual como ya se dijo financia la salud, el deporte en nuestro país, aunado a ello hoy en día no se está cambiando la cultura de la venta del licor adulterado, por el contrario cada vez se vuelve más aceptada socialmente y hasta se conocen tradicionalmente los lugares o zonas donde se puede adquirir esta clase de productos.

Hay quienes se involucran en esta actividad y terminan cancelando una multa continuando en sus actividades ilegales, sin ningún miramiento social, aunado a ello la infracción penal de llegarse a dar es excarcelable por el allanamiento a los cargos. Es decir, hoy en día el artículo 372 del Código Penal que establece la corrupción de alimentos entre ellos las bebidas alcohólicas señala una pena entre 5 y 12 años, si el imputado acepta o se allana a los cargos su condena automáticamente podrá quedar en 2 años y medio, que de acuerdo al artículo 63 del código penal se le concedería la suspensión condicional de la pena, en otras palabras el infractor saldrá libre nuevamente a continuar haciendo lo que sabe.

De llegarse a negar la suspensión condicional de la que habla el artículo 63 del Código Penal tardaría en prisión cerca de 1 año y 8 meses menos el tiempo que le reconocen por descuento en la cárcel.

Las condenas se reducen ampliamente y no terminan cumplimiento ningún proceso social en el individuo infractor, dado el escaso tiempo que está en la cárcel, logrando en muchas ocasiones continuar en su actividad delincuencial, pues la económica no se afecta, es por ello que debe compelerse el cambio en el individuo que infringe la ley y en su patrimonio, pues la salud de los ciudadanos colombianos vale más que un año y medio de cárcel o peor aun una multa que no tiene destino a estas personas víctimas de estas estructuras de tráfico y fabricación de sustancias que atentan contra la salud pública de los colombianos.

En razón de lo dicho debo manifestar que se debe ampliar los verbos rectores que cobijan conductas que se están desarrollando y que a la fecha no se tipific an como delito, pero que sí afectan la salud de los ciudadanos.

En igual sentido y teniendo una interpretación sistemática con la propuesta de la conducta reprochable es necesario ampliar proporcionalmente la pena mínima a fin de tener un mayor impacto en el infractor y desestimular, la tendencia al delito.

En el mismo sentido y con asonancia en el texto propuesto es necesario explicar el alcance del fondo de reparación a las víctimas, que por esta sustancia han sufrido afecciones a sus vidas o toda vez que perdieron algunos órganos en un denominador, la vista y por ende debieron empezar una nueva vida a oscuras; es por esta, muchas otras consecuencias que estas personas deben contar con un apoyo del Estado financiado por los infractores a fin de no dejarlos solos en su angustiosa realidad, todo esto en fundamento a la responsabilidad que tiene el Estado se fundada en el respeto de la dignidad humana, en el trabajo y la solidaridad de las personas.

Jaime Rodríguez Contreras

Honorable Representante por el Meta

 

CÁMARA DE REPRESENTANTES

SECRETARÍA GENERAL

El día 25 de agosto del año 2011. Ha sido presentado en este despacho el Proyecto de ley número 075, con su correspondiente exposición de motivos, por los honorables Representantes Jaime Rodríguez Contreras.

El Secretario General,

Jesús Alfonso Rodríguez Camargo